Fegato di Vitello


Fegato di Vitello

El hígado de ternera a la veneciana se sirve de siempre con rodajas de polenta fritas. Plato de elaboración sencilla y muy sabroso, como sucede con todas las recetas de este tipo, esta receta de cocina fácil es típico de la cocina Italiana. Casi todas las recetas italianas relacionadas con el hígado incluyen las aromáticas hojas de salvia, que a las personas foráneas pueden resultarles agrias.

Ingredientes:
Para el hígado de ternera:


  • 400 g de cebolla
  • 800 g de hígado de ternera en una pieza
  • harina al gusto
  • 130 g de mantequilla
  • 200 ml de vino blanco
  • sal, pimienta recién molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

  • Para las rodajas de Polenta:


  • 1 cucharadita de sal
  • 150 g de sémola de maíz
  • 30 g de mantequilla

  • Además:


  • 1 cucharada de perejil liso picado


  • Preparación:

  • Comenzar preparando la polenta. En una cacerola poner a hervir 1/2 l de agua con sal. Dejar caer poco a poco la sémola de maíz, revolviendo de continuo, procurando que el agua siga hirviendo para que no se formen grumos. Revolver sin parar durante 20 minutos. La polenta esta en su punto cuando no se pegue a las paredes de la cacerola.
  • Volcar la sémola sobre una tabla humedecida, extenderla con una paleta, formando una lámina de 1 cm de espesor y dejarla que enfríe. Mientras tanto preparar el hígado de ternera. Comenzar pelando la cebolla y cortarla en aros finos.
  • Al hígado quitarle la piel y los tendones con cuidado, después partirlo longitudinalmente por la mitad y, por último en rodajas finas. Espolvoreando la harina, al gusto y reservarlo.
  • Utilizando un vaciador esférico, hacer de la polenta círculos de 7cm de diámetro. Derretir la mantequilla en un satén y sofreír las rodajas de polenta hasta que se vean doradas por ambos lados. Retirarlas del fuego y mantenerlas caliente.
  • Derretir en una sartén 80 g de mantequilla y rehogar la cebolla hasta dorarse. Interrumpir el proceso con el vino blanco, reducir la intensidad del fuego y dejar que la cebolla se haga 5 minutos más. Sazonar con sal y pimienta; retirar la sartén del fuego.
  • En una sartén grande calentar el resto de la mantequilla y el aceite de oliva, y freir ligeramente el higado. Salpimentar e incorporar al hígado, la cebolla rehogada. Servir el hígado de ternera, con las rodajas de polenta en platos calientes, espaciar un poco de perejil, picado y presentarlo en la mesa.